Receta fácil

El domingo fui a la playa con unos amigos. Pasamos todo el día a las afueras de la ciudad disfrutando del sol y del mar. Cuando íbamos de regreso se me ocurrió la brillante idea de invitarlos a todos a casa para un pica-pica. ¿Cuál fue mi sorpresa al abrir la nevera? ¡Qué no había nada! Solo un par de nueces, un calabacín y queso feta que sobró de la cena del día anterior. Al ser domingo todo estaba cerrado y mis invitados estaban por llegar, por lo que tenía poca capacidad de maniobra para ingeniarme un plato que pudiese impresionar a mis invitados.

Seguro os preguntáis qué hice para resolver la situación. Pues yo os pregunto, ¿habéis escuchado hablar alguna vez del carpaccio de calabacín? Este plato tan gourmet (y a la vez muy sencillo de hacer) fue mi salvación. Aquí os comparto la receta:

Ingredientes: 1 calabacín, nueces, queso feta, tomillo, aceite de oliva, sal, pimienta y limón.

  1. Cortamos el calabacín muy finito (yo utilicé una mandolina como esta)
  2. Picamos las nueces en pedazos pequeños
  3. Colocamos las lonjas de calabacín en un plato uno al lado del otro
  4. Salpimentamos y los rociamos con aceite de oliva y limón
  5. Por último, colocamos trozos de queso feta y el tomillo por encima y ¡listo!

Os prometo que este plato es ideal para estos días de verano tan calurosos y os dejará como unos chefs profesionales.

@todos: ¿Cuál es vuestro plato estrella?