Con pequeñas acciones podemos hacer del mundo en el que vivimos, un mundo mejor.

En el mundo se compran 1 millón de botellas de plástico cada minuto. Esto significa 20.000 botellas por segundo, una cantidad inmensa que repercute en nuestro planeta y el ecosistema de una forma muy drástica.

El plástico se empezó a usar de forma masiva en la década de los 50 y aún hoy, ese plástico sigue existiendo, ya que tarda entre 450 y 1.000 años en descomponerse.