¡A viajar!

· ¡Hay que mirarlo con tiempo! Los mejores precios siempre están disponibles unos meses antes de las fechas de viaje.

· Por un día o dos... Muchas veces, los precios varían drásticamente de un día a otro. Cuanto mayor flexibilidad tengamos, mejor.

· Más paradas, menos dinero. En los viajes de largo recorrido las escalas harán más asequible nuestro billete.

· Aeropuertos secundarios. Muchas ciudades cuentan con aeropuertos más alejados del centro urbano en los que operan aerolíneas más económicas.

· ¡A acumular puntos! Si viajamos con frecuencia con la misma aerolínea es recomendable registrarse en su web para recibir ofertas e ir acumulando puntos canjeables por futuros viajes.

@todos: ¿Otros trucos a compartir?