Tanto la práctica del yoga como la del pilates, actividades aptas para todo tipo de personas, aportan relajación y bienestar físico. Pero son muchas las diferencias entre ellas.

El yoga es una disciplina más espiritual y estática. En cambio, el pilates es más dinámico, siendo una disciplina fisica y muscular. La respiración es un aspecto clave en ambas, aunque se ejerce de forma muy distinta en base a los objetivos de cada una.

Mientras que para el yoga el aumento de la flexibilidad, el alcance de la paz mental y la relajación son la base, para el pilates lo es el fortalecimiento muscular, por eso se realizan ejercicios más intensos y rápidos.

@todos: ¿Qué somos: más de mente o de cuerpo?